Médicos Sin Fronteras acerca a Madrid la lucha contra el ébola

Dentro de poco se cumplirá un año del último brote de ébola que tuvo repercusión en occidente. Médicos Sin Fronteras ha querido hacer balance de la actual situación de la epidemia en África acercando a Madrid una exposición que muestra a los visitantes cómo es un centro de tratamiento de pacientes con ébola en el terreno que se puede visitar en la Plaza Sánchez Bustillo. El objetivo de esta iniciativa es sensibilizar a la ciudadanía sobre un problema que no ha terminado, aunque ya no cope las portadas informativas de nuestros países.

Después de Madrid, la exposición visitará Zaragoza y Sevilla. Consta de una instalación de 500 metros cuadrados donde se reproduce un centro de tratamiento como los que utilizan en la organización.

Los cuatro elementos que lo componen son: dos grandes tiendas de campaña divididas en dos espacios de hospitalización (casos sospechosos y casos confirmados), una ambulancia preparada para el traslado de pacientes, y un área de saneamiento.

Se pueden ver los materiales con los que se trabajan, los elementos de protección, los protocolos de seguridad, incluso se puede participar dejando en señal de apoyo la huella propia en la reproducción del muro de supervivientes, una pared similar a las que existen en terreno, para que los pacientes que superan la enfermedad dejen como marca su huella pintada.

Esta exposición forma parte de la campaña #StopEbola que MSF lanzó el pasado octubre con el objetivo de informar, sensibilizar, apoyar a los trabajadores de terreno y recaudar fondos para combatir la enfermedad en África. La campaña ha conseguido recaudar más de 3,5 millones de euros y ha movilizado a 270.000 ciudadanos.

Después del brote del pasado año, la situación sigue siendo preocupante en muchos países de África, como Guinea o Sierra Leona, donde se han registrado, según datos de MSF 132 casos nuevos en la última semana, lo que supone un aumento de hasta el 46% con respecto a la semana anterior. Liberia, sin embargo, no ha registrado nuevos casos en los últimos siete días.

Ante esta situación, Médicos Sin Fronteras recalca la necesidad de que todos los actores involucrados en la lucha contra el Ébola no bajen la guardia. La ONG insta a aprovechar la oportunidad que representa el descenso de casos para identificar las cadenas de contagio y hacer frente a los nuevos brotes con mayor anticipación.

Joan Tubau, director general de MSF, afirma que “todo lo que hace falta para reactivar la epidemia es un único caso. Cualquier complacencia ahora podría poner en peligro los avances logrados. Todavía hoy, nos encontramos con casos en Guinea y Sierra Leona que surgen de cadenas de transmisión desconocidas”. La lucha contra el ébola no ha terminado, y necesita de la solidaridad de todos.

Fuente: enpositivo.com

Anuncios