Rescatan dignidad de indigentes

Como una metáfora a la invisibilidad que sufren los indigentes de Sierra Leona, en África Occidental, Boris Gerrets filmó de noche la vida de un grupo de personas afectadas por la ceguera y diversas discapacidades, condenadas a mendigar en las calles de Freetown.

Hombre sombra (Shado´man) es la más reciente producción del director holandés invitado a participar en la gira de documentales Ambulante, que hoy cierra su programa en Zacatecas.

En ella, relata la vida de diversos personajes que enfrentan severas afectaciones físicas y psicológicas, provocadas por el abandono.

El director holandés platicó en entrevista con Imagen el reto de filmar en una ciudad donde se carece de electricidad y los indigentes son un problema ignorado.

Para el filme se hizo uso de la luz de autos para poder iluminar algunas escenas.

El director aceptó que fue difícil capturar las imágenes en condiciones de poca luz: “Siempre hubo problemas técnicos, pero una película que no es difícil no vale la pena”, dijo.

La intención fue empatar el sentimiento oscuro del abandono y capturar la verdadera intimidad que viven estas personas, ya que de día sus condiciones son totalmente diferentes porque casi no conviven.

Boris Gerrets mencionó que su interés al hacer este filme fue mostrar que pese a lo mal vistos que son los indigentes en Sierra Leona, conservan una dignidad muy grande.

“La película tendría que servir para mostrar esta dignidad del humano que sobrevive en situaciones extremadamente difíciles”, expresó.

Aunque se dijo conforme con el resultado del documental, confesó que se excluyó una escena que a él personalmente le hubiera gustado incluir; en esta se ve a uno de los personajes ciegos que platica con otro hombre sobre su deseo de filmar una película.

“David, el ciego, le plática que él puede soñar mejor que los que pueden ver ya que eternamente vive en un sueño… esa escena me da mucha pena que no esté dentro, pero era demasiado peligroso, porque si la gente veía la película como su sueño no daba derecho a los otros”, indicó.

El problema de los indigentes en África es enorme, dijo, y se ha visto incrementado con el ébola; existe poca estructura para ayudar, por ejemplo a los niños que se han quedado sin familia y la principal fuente de apoyo siempre es del exterior.

Fuente: imagenzac.com.mx