Sierra Leona destituye al vicepresidente

FREETOWN, Sierra Leona (AP) — El presidente de Sierra Leona destituyó el miércoles al vicepresidente, quien a comienzos de marzo también fue expulsado de su partido, acusado de fomentar la violencia y tratar de formar un nuevo partido.

(10.03.2015) El presidente Ernest Bai Koroma anunció la destitución de Samuel Sam-Sumana citando un requerimiento constitucional que establece que cualquiera que desee ser vicepresidente debe ser miembro de un partido político.

Sam-Sumana fue expulsado del Congreso de Todo el Pueblo el 6 de marzo. Al anunciar la decisión, el partido lo acusó de varias cosas, como alentar la agitación. Sam-Sumana ha rechazado esas acusaciones.

El 14 de marzo, soldados desarmaron al equipo de seguridad en la vivienda de Sam-Sumana, entonces el funcionario huyó diciendo que no se sentía seguro y pidió asilo en la embajada de Estados Unidos. Pero el gobierno estadounidense exhortó a todas las partes a resolver el problema pacíficamente y Sam-Sumana regresó a su casa a comienzos de esta semana.

Al destituirlo, Koroma dijo que al pedir asilo Sam-Sumana mostró “la disposición de abandonar sus deberes como vicepresidente de nuestra amada república”.

Sam-Sumana ha sido durante mucho tiempo una folclórica —y a veces problemática— figura en el partido gobernante y sobre él han pesado acusaciones de estar involucrado en acuerdos corruptos y compra de votos, dijo Kieran Mitton, experto en Sierra Leona en el King’s College de Londres. Pero su destitución es sorpresiva dado que el Congreso de Todo el Pueblo ha dependido de él para mantener el distrito de Kono, lugar de donde es originario Sam-Sumana y que es clave en elecciones presidenciales.

“Tanto el ébola como este debacle actual con el vicepresidente van afectar las elecciones nacionales” que se realizarán en 2017, dijo Mitton. “Podríamos ver una elección cerrada y eso siempre significa una mayor posibilidad de inestabilidad y violencia durante la elección misma”.

El partido de oposición ha criticado al grupo gobernante por jugar a la política mientras el país trata de vencer al ébola.

Aunque la epidemia en el país de alguna forma se ha contenido, la enfermedad sigue expandiéndose en algunas partes del país. El mismo Sam-Sumana estuvo en cuarentena porque uno de sus guardaespaldas dio positivo al a letal enfermad. Su periodo de aislamiento terminó el martes.

Anuncios