Cada minuto muere un niño/a en el mundo por malaria

A pesar de ser una enfermedad curable, cada minuto muere un niño en el mundo por malaria. Es más, la mitad de la población mundial (unos 3.300 millones de personas) corre el riesgo de contraerla. Además, el 80% de los casos se dan en África, aunque en España el número de diagnósticos importados es el doble que hace 15 años: en 2012 se siagnosticaron 558 casos.

Son algunos de los datos que recuerdan las ONG en el marco del Día del Paludismo, que se conmemora este sábado 25 de abril. Organizaciones como Medicusmundi insisten en que es “curable y erradicable”, por lo que reivindican “el compromiso y la voluntad política de los gobiernos y desde la cooperación, la mejora de la calidad y cantidad de los recursos” para luchar contra ella.

Esta organización, según afirma en un comunicado, asegura también que la jornada es una oportunidad para celebrar los “enormes avances” en la lucha contra la malaria. “Se estima que los esfuerzos mundiales por controlar y eliminar el paludismo han salvado 4,3 millones de vidas desde el año 2000, al reducirse las tasas de mortalidad en un 47% en todo el mundo. Y en un 54% en África, que registra el 80% de todos los casos del planeta. Un compromiso político más robusto y una mayor financiación han contribuido a reducir la incidencia del paludismo en un 25% en todo el mundo y un 31% en África”.

En esa línea de trabajo para erradicar la enfermedad, Medicusmundi insiste en que “el arma más efectiva” sigue siendo el mosquitero tratado con insecticida. En esta medida coinciden en World Vision, que también se ha pronunciado con motivo del 25 de abril.
Para Susanna Oliver, responsable de proyectos de World Vision, el paludismo es “una enfermedad fácilmente prevenible gracias al uso de mosquiteras impregnadas en insecticida”. Por ello insisten en en “mantener el compromiso político” y la inversión para reducir los casos de paludismo y las muertes por esta causa en un 90% para 2030.

Cuatro países lo han erradicado

En los últimos 10 años, cuatro países han podido declarar que han erradicado la enfermedad entre sus habitantes y el objetivo de cara a 2030, es eliminarla en otros 35 países, reduciendo así en gran medida las muertes causadas por malaria.

Con motivo del Día Mundial del Paludismo 2015, la Organización Mundial de la Salud pide un compromiso de alto nivel para lograr un mundo sin paludismo. El tema, establecido por la Alianza Hacer Retroceder el Paludismo, es “Invertir en el futuro. Vencer el paludismo” y refleja los ambiciosos objetivos y metas definidos en un proyecto de estrategia para después de 2015 que se presentará en mayo a la Asamblea de la Salud.

El objetivo de la nueva estrategia consiste en reducir los casos de paludismo y las muertes por esta causa en un 90% para 2030, en comparación con las cifras actuales. En el último decenio cuatro países han conseguido la certificación de que están libres de paludismo, y la estrategia para después de 2015 fija el objetivo de eliminar la enfermedad en otros 35 países para 2030.

Aunque en los últimos años se han hecho enormes avances en la lucha contra el paludismo, la enfermedad sigue teniendo efectos devastadores en la salud y la subsistencia de la población mundial, y en particular de África, donde cada año se cobra la vida de cerca de medio millón de niños de menos de 5 años.

Ya existen instrumentos eficaces para prevenir y tratar el paludismo, pero se necesitan de forma urgente más fondos para ponerlos a disposición de las personas que los necesitan y para luchar contra la resistencia a los insecticidas y a los fármacos.

El Día Mundial del Paludismo brinda la oportunidad de destacar los progresos que ya se han hecho en la prevención y el control del paludismo, y de comprometerse con la continuidad de las inversiones y las medidas destinadas a acelerar los avances en la lucha contra esta enfermedad mortal.

Fuente: http://www.teinteresa.es

Anuncios