Dedican el Princesa de Asturias a Miguel Pajares y Manuel García Viejo, fallecidos por ébola

Los Hermanos de San Juan de Dios han agradecido a las instituciones el Premio Princesa de Asturias de la Concordia y han dedicado el galardón a los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo, fallecidos el año pasado en Sierra Leona y Liberia, fallecidos por ébola durante su labor de atención a pacientes de esta enfermedad.

Junto con ellos, han dedicado este reconocimiento al resto de religiosos fallecidos por ébola durante su labor de misioneros, a todas las personas que han padecido el virus y, en general, a todos aquellos a los que la orden atiende en todo el mundo.

Los responsables de la orden creen que precisamente su lucha contra el ébola y los casos que les afectaron en 2014 ha tenido “mucho que ver” en la concesión del galardón”. “Verdaderamente, yo creo que lo que sucedió con la epidemia del ébola ha influido en la concesión del premio”, ha subrayado el presidente de la Fundación Juan Ciudad, Miguel Ángel Varona.

En cualquier caso, ha destacado que el galardón también reconoce la labor de los Hermanos de San Juan de Dios durante sus cinco siglos de historia, en los 330 centros de 55 países donde atienden a más de 30 millones de personas.

Para el director de la ONG Juan Ciudad, José María Viadero, el Premio Princesa de Asturias supone un “reconocimiento” y demuestra que a la sociedad “le sigue interesando” la labor que realizan y que es “sensible” a estos temas. Al igual que Varona, Viadero cree que la experiencia vivida el año pasado a causa del ébola tiene “mucho que ver” en la concesión del premio.

EL DINERO PARA LUCHAR CONTRA EL VIRUS
En cuanto al dinero del premio, los Hermanos de San Juan de Dios han anunciado que irá destinado a la lucha contra el ébola pues, según ha recordado Varona, han necesitado mucho dinero para la reapertura de los hospitales de Liberia y Sierra Leona el pasado mes de noviembre, aún en medio de la epidemia. Desde entonces, en ambos centros han atendido a más de 12.000 personas.

Actualmente, según ha explicado Viadero, la situación en ambos países del área ” post ébola” es de “normalidad” aunque todavía no están funcionando al 100% por la crisis que han atravesado. En cualquier caso, ha afirmado que siguen trabajando y ha destacado el hecho de que desde la reapertura de los hospitales no hayan tenido ningún nuevo contagio lo que significa, según ha añadido, que están haciendo “las cosas bien”.

Por otro lado, atendiendo a la crisis humanitaria de refugiados en Europa, los Hermanos han recordado que este miércoles se encuentra en Austria el general de la Orden y que afrontarán este asunto y estudiarán de qué manera la Orden puede aportar su ” grano de arena” para ayudar a la solución de la crisis.

Fuente: lne.es

Anuncios