Liberar a las niñas de Chibok está en los planes del Gobierno nigeriano

El presidente de Nigeria, Muhamadu Buhari, ha destacado durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas los esfuerzos regionales para combatir a la secta islamista Boko Haram, subrayando que la liberación de las niñas secuestradas en Chibok “está constantemente en las mentes y planes” de las autoridades.

“Uno de nuestros principales objetivos es liberar a las niñas de Chibok sanas y salvas. Trabajamos constantemente para garantizar su seguridad y su eventual reunión con sus familias”, ha dicho, destacando el papel de las autoridades de Nigeria, Camerún, Chad, Níger y Benin en la lucha contra el grupo extremista.

“Les hemos expulsado de muchos de sus bastiones, matando o capturando a muchos de sus operativos o comandantes y liberando a varios cientos de secuestrados”, ha recalcado.

Así, ha destacado que “se trata de una guerra de valores entre el progreso y el caos”. “Boko Haram celebra la violencia contra los débiles e inocentes, y se esconde detrás de su pervertida interpretación del Islam”, ha criticado.

Buhari ha manifestado además que “la guerra de Boko Haram (…) puede no atraer tanta atención mediática como las guerras en Oriente Próximo, pero el sufrimiento es igual de grande y el coste humano es igualmente alto”.

Asimismo, ha subrayado que su Gobierno “pretende hacer frente a las desigualdades derivadas del desempleo masivo y enfatizar una educación tecnológica de calidad para el desarrollo, así como sentar las bases para el cuidado de los ancianos, los minusválidos y los enfermos, pero el terrorismo es el principal problema”.

IMPORTANCIA DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Por otra parte, el presidente nigeriano ha expresado su satisfacción con el compromiso internacional con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, afirmando que “merecen un apoyo universal”.

“Los objetivos principales de erradicación de la pobreza y reducción de las desigualdades deben ser logrados en el marco de una alianza global revitalizada a través de políticas concretas y acciones como las acordadas en la Agenda de Acción de Addis Abeba”, ha valorado.

“Me gustaría pedir a los países industrializados que cumplan su compromiso de entregar el 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) para ayuda al desarrollo”, ha dicho.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y EL TRÁFICO DE PERSONAS

Buhari ha tenido palabras además para otras amenazas para la estabilidad internacional, entre las que ha enumerado la corrupción, los crímenes financieros internacionales, los crímenes informáticos, el tráfico de personas, las enfermedades contagiosas, el cambio climático y la proliferación de armas.

“Pido a la comunidad internacional que redoble urgentemente sus esfuerzos para fortalecer los mecanismos para desmantelar los lugares seguros para la corrupción y para garantizar el retorno de los fondos robados a sus países de origen”, ha manifestado.

El mandatario ha destacado además que el tráfico de personas “es un mal antiguo que ha adoptado una nueva y peligrosa dimensión”, alertando de que “podría dañar las relaciones internacionales”.

“En África lamentamos ver cómo cientos de miles de nuestros capaces ciudadanos huyen a Europa y mueren a miles en el desierto o ahogados en el Mediterráneo”, ha lamentado.

Por último, ha reclamado a la comunidad internacional que “muestre la voluntad política necesaria” para hacer frente al tráfico de armas ligeras, al tiempo que ha hablado a favor de la autodeterminación de Palestina y Sáhara Occidental.

Fuente: eldia.es

Anuncios