La no nación de los niños soldado

Beasts of no nation, estrenada por Netflix sin respetar la ventana de 90 días para la exhibición en cines -lo que propició el boicot de cientos de salas en EE,UU.-, es, seguramente, la película definitiva sobre los niños soldado de África. Cierto que, sobre el tema, hay otras más conocidas -como Diamantes de sangre-, y también las tenemos más contundentes, como Johnny Mad Dog, e incluso más hermosas, como esas dos rarezas de niñas soldado -en Eritrea y Liberia-, Heart of fire y Rebelde. Esta última estuvo propuesta al Óscar en el 2012. Pero, ambientada en algún lugar del África Occidental (Liberia o Sierra Leona), Bestias mezcla de modo maestro realismo con poesía.

La dirección de Cary Fukunaga -realizador de la serie True Detective y de la Jane Eyre de Mia Wasikowska- es, por un lado, brutal, sin concesiones. Pero, por otro, en el horror de lo narrado, la belleza de lo terrible invade infinidad de secuencias, como una perfumada flor del mal. Drogados, los niños se preparan a un nuevo asalto, y todo -el aire, el cielo, la hierba- va virando a rojo, en una danza ebria de muerte. Vestidos (casi desvestidos) estrafalariamente, camuflados con hojas, son como los niños perdidos, proscritos de Nunca Jamás -Never Land/No Nation-, guiados por un Capitán Garfio que es Idris Elba. El actor, que coproduce la película, nació en Londres, pero su familia es natural de Sierra Leona. Por eso entiende bien a su comandante de la guerrilla, cruce del coronel Kurtz del Apocalipse Now coppoliano con los tristemente célebres criminales de guerra Charles Taylor y Joseph Kony. En una encarnación inolvidable, Elba es un padre todopoderoso para su ejército de niños destinados a la muerte, que él cuida entre el amor y el terror. «Debéis morir antes de renacer», les dice. El ritual de iniciación a la «familia de sangre», que sufren los pequeños reclutas, incluye ser arrojados a una fosa, vivos.

La potencia del filme es indudable -la interpretación del pequeño Abraham Attah te hiere realmente- y sus imágenes perdurarán en nuestra memoria.

FICHA TÉCNICA

EE.UU., 2015. Director: Cary Joji Fukunaga. Intérpretes: Abraham Attah, Idris Elba, Emmanuel Affadzi, Abdul Munin. Drama. 137 minutos.

Fuente: lavozdegalicia.es

Anuncios