Supervivientes de ébola en Sierra Leona crean equipo de fútbol para curar heridas

El ébola afectó a Sierra Leona hace casi dos años, cuando un hombre contrajo el virus en Kailahun, nordeste del país, en mayo de 2014.

Desde ese entonces, la enfermedad se propagó como el fuego en la termporada del viento alisio de África occidental y causó la muerte a más de 3.000 sierraleoneses. También destruyó la economía y dejó al país prácticamente paralizado.

A pesar de que un número de víctimas sobrevivió al virus, tuvieron que enfrentar traumas causados por el ébola. Ahora buscan formas de sanar.

A Ericsson Turay, uno de los supervivientes, se le ocurrió la idea de crear un equipo de fútbol del ébola para que sirva como un punto de reunión de los supervivientes en la comunidad.

Eric dijo a Xinhua en una entrevista reciente que él contrajo la enfermedad cuando fue llamado para que atendiera a algunos familiares que contrajeron el virus en Kenema, una ciudad ubicada a unos 300 kilómetros de la capital, Freetown.

“Con la ayuda de los medicamentos fui afortunado y sobreviví, pero 38 de mis familiares no tuvieron esa suerte y murieron a causa del virus”, dijo Eric.

Eric, abandonado a su suerte con una de sus amigas, Nadia Wauguier, estableció el equipo de fútbol Kenema con otros supervivientes a fin de crear conciencia entre el público sobre su sufrimiento.

Hasta ahora, cerca de 150 personas se han registrado en el club.

Eric dijo que los supervivientes del ébola sufren soledad porque han sido abandonados por su comunidad y despreciados por el gobierno.

También planean usar el equipo de fútbol para reintegrar a los supervivientes en la comunidad a través del fútbol, un pasatiempo popular para la mayoría de los sierraleoneses.

Además, con los ingresos obtenidos, el equipo tiene la intención de pagar las cuotas escolares de los supervivientes del ébola en el país.

Sin embargo, enfrentan problemas para conseguir fondos. Eric dijo que el equipo sólo tiene como fuente de ingresos la suma inicial recibida de Nadia Wauguier y del club de fútbol Liverpool de Inglaterra.

El gobierno ya no proporciona ningún apoyo. “El ministro de Bienestar Social, Moijueh Kaikai, elogió la iniciativa y prometió proporcionarnos uniformes de fútbol”, y, además, el gobierno suministraría 5.000 dólares, indicó.

Pero la promesa no se cumplió porque el ministro dejó el cargo poco después de hacerla, agregó Eric.

El equipo de fútbol del ébola ahora está concentrado en Kenema. “Deseo viajar y promoverlo a nivel nacional, pero no he podido por limitantes financieras”, afirmó.