Dotación de instrumental y equipo médico para el hospital Maria Inés en Nigeria (2010)

imagenes_mapa-nigeria-jos_6de360c5Priorizamos los proyectos educativos y sanitarios y aquellos que introducen el tema de género como   transversal en el proyecto

A finales del 2006 la contraparte fue invitada por los ancianos de la villa de Umozoke, por el párroco y su consejo pastoral, así como por los notables del pueblo de Ezillo, Ebonyi State. Ellos estaban convencidos de que la misión católica podría llevarles bienestar y progreso. Después de varias visitas y diálogos prolongados aceptamos la oferta de 23, 513 hectáreas de tierra. Las tres primeras hermanas llegaron a Ezillo en septiembre del 2006. No fue sino hasta mediados del 2007 cuando entraron en la villa, dando tiempo a que los donantes del terreno recogieran su cosecha.

Siendo nuestro objetivo la mujer, quien como en muchos lugares del continente, presenta las mismas características de pobreza, ignorancia y marginación, iniciamos la construcción del Hospital María Inés con la ayuda de Instituciones Europeas de carácter civil y religioso. Con esto buscamos la consecución de los objetivos de Desarrollo del Milenio (4,5,6)

– Reducir la mortalidad infantil.

– Mejorar la salud materna.

– Combatir el sida, el paludismo y otras enfermedades crónicas del área.

– Educar a la población para la salud en general.

El terreno es plano con buen porcentaje de piedra pequeña. La vegetación es baja y se cultiva sólo en la estación de lluvias. El agua es escasa y contiene mucha cal. Todas las casas tienen pozo nativo que se seca en la estación caliente. La agricultura es de subsistencia y los brazos disponibles para el trabajo del campo son los de las mujeres y niños.

  • Aunque no existen estadísticas se estima la población en unos 45.000 habitantes. Aunque pertenecen a la etnia igbo, hablan otro dialecto, unos pocos Igbo y muy pocos, el Ingles.
  • El 90% son agricultores y un 10% se dedica al pequeño comercio o al transporte en motocicleta.
  • Los jóvenes, especialmente los varones emigran a la ciudad a fin de lograr estudiar y ganarse la vida sin realmente estar preparados para otro trabajo que no sea el físico.
  • Los servicios elementales de agua, luz, transporte, educación de calidad, servicios médicos están fuera de su alcance.
  • La convivencia social, es muy difícil y a veces se torna explosiva como ha sucedido en 2008 y 2009. Los dos grupos mayoritarios se enfrentaron dejando un saldo de pobreza, odio, muerte y división.

Al no existir un hospital cercano, es del todo necesario poner en funcionamiento, de inmediato, el hospital MARIA INÉS ya construido.

Al mismo tiempo que se empezó a construir el hospital, se solicitó a una ONG europea, ayuda para el equipo e instrumental del hospital. Hemos recibido muchas excusas; se nos ha pedido esperar… de mayo a septiembre, de septiembre a diciembre, de diciembre a mayo. Sin decirnos que rechazan nuestra solicitud nos han tenido esperando. No hemos recurrido a nadie más. Pero hemos de abrir el hospital lo más pronto posible ya que la situación así lo requiere y porque un edificio construido y cerrado o Infra aprovechado puede acabar siendo usado por la comunidad para otras cosas, con la excusa de que no se usa. Tememos que después del gasto y del esfuerzo realizado se acabe abriendo el hospital como una escuela o centro de reuniones.

Hay dos hermanas enfermeras; una, es además partera, y la otra con diploma en medicina familiar y auxiliar de Farmacia, están tratando las enfermedades de los estudiantes de la Escuela Secundaria y Vocacional, y dando charlas en las escuelas, Iglesias y otros grupos juveniles, acerca de la medicina preventiva y del sida. Honestamente no hemos podido abrir “oficialmente’ hasta que tengamos lo elemental para un diagnóstico serio.

 Pero hemos  de decir que:

Un hospital en zonas del Sur, donde no hay nada para aliviar el dolor y el sufrimiento de los más desfavorecidos es siempre una MANO EXTENDIDA pidiendo ayuda para ayudar… es siempre una mente abierta y creativa en busca de recursos, y una voluntad en acción, poniendo en marcha iniciativas que ayuden, que proporcionen energías para mantener los servicios para quienes no pueden acceder a grandes y reconocidos centros de salud como los hay en Enugu (a unos 45 minutos en coche desde Ezillo). Las excepciones son necesarias pero se tratará de no romper el equilibrio del hospital.

Los médicos vendrán de Enugu o de Abakaliki. Se contratarán de acuerdo al número de pacientes y podrán venir desde 1 día a 6 días a la semana.  Tanto el médico como las hermanas enfermeras son nativas, así como la hermana del laboratorio, que está a la espera.

No hay ninguna participación estatal, aunque tratamos de implicarles por todos los medios. Les invitamos a ver los edificios buscando la aprobación de estos.

Vinieron como unos 18 o 20 representantes del gobierno de Ebonyi State, se fueron contentos y admirados de las construcciones… “no es que sean la octava maravilla”, pero en el país de los ciegos el tuerto es rey…Los invitamos a la bendición de los edificios y asistieron media docena de políticos y prometieron todo lo que es posible prometer: electricidad, agua, carretera, personal médico, dinero para medicinas, etc. Pero como por prometer no se paga… hasta hoy las promesas han sido sólo palabras y sabemos ya por experiencia que se quedará solo en eso, en palabras y promesas.

No se prevé ninguna ayuda del gobierno; todavía estamos muy lejos de formar una plataforma social en donde se acuerde actuar por consenso y apoyarse en acciones en favor de la población. Quien tiene el poder, busca incrementarlo; quien no lo tiene, lucha por sobrevivir, así de simple.

El hospital cuenta con:

  • Farmacia, Laboratorio, Sala de Operaciones, Sala de Partos, Área de Maternidad,
  • Sala General de Mujeres y Sala de Hombres, 2 Cuartos Privados, Consultorios, etc.
  • Área Administrativa
  • Área de Servicios: Cocina, Lavandería, Limpieza
  • Área Educativa (Embarazadas, Escolares)

Desde finales de septiembre el personal empezó a incorporarse, pero al carecer de instrumental y equipo no esta trabajando de lleno.

En el trabajo realizado ha habido participación de la villa, no con dinero, pero si con el trabajo de sus manos, con su consejo e influencia en relación con los asuntos oficiales de la tierra.

OBJETIVOS

  • Dotar al hospital de los medios necesarios para ponerlo en marcha
  • Mejorar la salud de las personas de la comunidad
  • Formación de la comunidad local  a través de la medicina preventiva

RESULTADOS ESPERADOS

  • Un hospital  con medios y  recursos
  • Disminuir la  morbi.mortalidad de la población diana
  • Tener una población mas sana, con hábitos  mas saludables

RESULTADOS OBTENIDOS

FUENTES DE FINANCIACIÓN

  • AEXCID (Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al desarrollo)
  • MISIONERAS CLARISAS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO de NIGERIA
  • FUNDACIÓN ATABAL

FOTOS

Anuncios