Urge un Pacto de Estado ante el drama humano de las personas refugiadas

slide_principal_informeCEAR - copia“El número de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares se eleva a 65,6 millones y el número de muertes en el Mediterráneo no deja de aumentar, pero la respuesta de las autoridades españolas y europeas no se corresponde con este drama humano”.

La propuesta de Pacto de Estado incluye 12 medidas para asegurar el derecho de asilo entre las que se encuentran aprobar un reglamento para la actual Ley de Asilo y contribuir a un Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) con los objetivos de garantizar en la práctica el derecho de asilo. Además, CEAR apunta la necesidad de suprimir la exigencia de visado de tránsito a países en conflicto como Siria, poner fin a las devoluciones ilegales de Ceuta y Melilla, poner en marcha vías legales y seguras como son los visados humanitarios, con el fin de asegurar la protección a quienes huyen para poner a salvo sus vidas.

Asimismo, CEAR reclama el cumplimiento por parte de España de los acuerdos de reubicación y reasentamiento -que ahora se sitúa en menos del 8 por ciento-, el desarrollo de un sistema de acogida más flexible y sostenible, y un plan coordinado con el conjunto de las administraciones públicas y la sociedad civil.

En la presentación del Informe, CEAR criticó que a pesar del aumento en el número de solicitudes en 2016, las dificultades en el acceso al procedimiento de asilo en la frontera sur, junto a la falta de vías legales y seguras, explican el descenso de peticiones de personas de Siria y otros países de Oriente Medio y África.

Los retrasos en las resoluciones en las solicitudes de asilo afectan gravemente a los procesos de inclusión y generan graves disfunciones en el sistema de acogida. “Estos retrasos convertidos en norma han provocado la acumulación de más de 21.000 solicitudes pendientes de resolver: 21.000 personas que están pendientes de una decisión de la que depende su futuro”, apuntó Galán.

Además, en lo que va de 2017 se ha triplicado el número de llegadas a costas españolas hasta las más de 3.000, mientras que el número de muertes registradas es ya de 54.

Los acuerdos de reubicación y reasentamiento a nivel europeo apenas han cumplido un 20 por ciento. Mientras que las más de las 1.800 personas que han perdido la vida en 2017 apunta que se alcanzarán otra vez cifras récord como las del año pasado de más de 5.000 muertes.

“Una pequeña minoría de las personas que huyen en el mundo lo hacen a algún país europeo y, sin embargo, la UE es incapaz de cumplir sus compromisos de mínimos y apenas mueve un dedo para que el Mediterráneo se convierta en una fosa común cada vez más grande”, criticó la portavoz de la entidad.

Información más detallada en el Informe Anual de CEAR 2017 y su Resumen Ejecutivo

Fuente: cear.es

Anuncios