Unidad Móvil para la protección de menores en riesgo en las calles de Freetown, Sierra Leona. Fase 2. Fomento de oportunidades formativas y laborales (2017-2018)

En esta segunda fase del proyecto queremos ampliar a una nueva línea de trabajo donde incidiremos en la población joven de 15 hasta 18 años. Se ha detectado que estos jóvenes que llevan tiempo en la calle, y que ya no son tan niños, tienen muchas dificultades para volver a sus familias o ser acogidos por otras. Muchos nunca fueron a la escuela, tienen pocas nociones de lectura y escritura. A estos se les debe proporcionar una alternativa que los ayude a ser independientes y útiles para la sociedad. Por ello se trabajará una nueva línea que fomente oportunidades formativas y laborales.

Se les ofrecerá formación para el trabajo y alfabetización. Se les ayudará a descubrir sus cualidades, se les orientará y ofrecerá un curso de capacitación que los ayude a aprender un oficio y a conseguir un trabajo. Se les ayudará a leer y escribir, y se les formará en valores humanos, que los empujen a ser responsables y sentirse útiles. Algunos chicos también recibirán alojamiento.

Con el proyecto se seguirán realizando las acciones de la primera fase, ya que es importante consolidar estas acciones con un segundo año. Darles continuación garantizará que el proyecto sea reconocido y valorado entre la población de Freetown y sobre todo, que sea un referente para los menores de la calle.

Las acciones de este proyecto se desarrollan en el “mundo” de los menores de la calle en Freetown, Sierra Leona. Los trabajadores sociales que trabajan en los mercados abiertos, casas vacías de las barriadas más pobres y en las favelas, conocen realmente la brutalidad de las calles, sobre todo durante las noches. La misión de su trabajo tiene dos vertientes: de cercanía y distancia. Cercanía a los menores (presencia activa en su medio) y lejanía de sus malos hábitos (drogas, robo y violencia).

El autobús donado por Tubasa convertido en Unidad Móvil ya recorre las calles de Freetown. Fue adaptado para ofrecer a los menores asistencia sanitaria, comida, higiene, talleres y para que funcione como centro de reuniones y juegos. Se ha convertido en un reclamo perfecto para los menores.

El autobús se desplaza a las favelas y barrios de Freetown donde se encuentran los menores. Se calcula que entre 50-60 menores que viven en las calles visitarán la unidad móvil cada día de salida.

La situación que viven los menores es extrema y sin ninguna esperanza, por ello, la asistencia de emergencia (asistencia sanitaria, comida nutritiva, higiene, juegos, talleres educativos…) para satisfacer necesidades básicas es primordial y básica para comenzar el “viaje de vuelta a casa” de una manera consistente y sostenible. Enfermedades y heridas son tratadas por un equipo sanitario. El procedimiento socio-pedagógico de reintegración dura aproximadamente un mes y consiste en varias terapias de apoyo y asistencia a los menores y sus familias a través de visitas de los trabajadores sociales. La acción apunta a un cambio de actitud y de conducta en la vida buscando la reintegración inmediata de aquellos que no han pasado mucho tiempo en la calle. Es importante que los menores lleguen a entender que la calle encierra peligros y puede destruir sus vidas.

OBJETIVO

  • Mejorar la situación de la infancia y jóvenes en riesgo en las calles de Freetown, Sierra Leona.

La actividad más importante para conseguir el objetivo específico es la reintegración de los jóvenes, ya sea con la familia, la familia extendida o con una de adopción. Algunos jóvenes que han pasado mucho tiempo en la calle serán admitidos en los programas residenciales para un proceso más profundo y una posible reintegración posterior. Recibirán, además, formación y tendrán la oportunidad de aprender un oficio.

RESULTADOS

  • Realizar asistencia básica, sanitaria, y psicológica para menores, de acuerdo a sus necesidades individuales
  • Reunificar los menores que han estado en la calle por un corto plazo de tiempo.
  • Crear condiciones óptimas de recepción, cuidado y rehabilitación para chicos que no pueden ser reunificados.
  • Realizar prácticas de trabajo y formación para jóvenes que no tienen posibilidades de reunificación.

BENEFICIARIOS

  • Niños y niñas en situación de riesgo y exclusión por vivir en las calles de Fretown.

FUENTES DE FINANCIACIÓN

  • Fundación Atabal
  • Empresa Ruíz Tubasa
  • Arzobispado de Mérida-Badajoz
  • Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID)
  • Don Bosco Fambul

CONTRAPARTE LOCAL

  • Don Bosco Fambul

LINKS DE INTERÉS

Anuncios