Tolerancia Cero a la MGF

P1010248La MGF o ablación, es una de las prácticas más radicales de la violencia de género, que afecta a más de 200 millones de mujeres en más de 20 países, y que, en la mayoría de los casos, se practica en la infancia, con fuertes y ancestrales raíces socioculturales, sobre todo, en países del África subsahariana y de Oriente Medio.

Se trata de un problema universal y una práctica común en algunos países asiáticos como la India, Indonesia, Iraq y Paquistán, así como entre algunas comunidades indígenas de Latinoamérica, como la de Emberá en Colombia. Asimismo, persiste en las poblaciones emigrantes que viven en Europa Occidental, en Norte América, Australia y Nueva Zelanda.

La MGF Supone una vulneración de los derechos más básicos y, además, tiene múltiples y duras consecuencias físicas y psicológicas para toda la vida.

El pasado viernes 25 de enero el gobierno de Sierra Leona confirmó la prohibición inmediata de la mutilación genital femenina. La medida fue anunciada por el ministro de Gobierno Local y Desarrollo rural, Anthony Brewah.

En Sierra Leona, casi un 90% de niñas y mujeres ha sufrido la ablación como parte de rituales de iniciación, siendo uno de los países con la mayor tasa de mutilación genital femenina. Las cifras en el resto de África indican una alta prevalencia en esta forma de tortura contra mujeres y niñas. Las principales afectadas son mujeres y niñas entre 15 y 49 años en Somalia (58%), Guinea (97%) y Djibouti (93%).

Foto: Fundación Atabal

Anuncios