Ser+Sostenible es posible: Día Mundial del Medio Ambiente

El tema para 2019 gira en torno a la “Contaminación del aire”; una llamada a la acción con que ayudar a combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Este año nos invitan a considerar los cambios que podemos hacer en nuestro día a día para reducir la contaminación del aire que generamos en nuestra vida cotidiana. El objetivo es eliminar de forma progresiva nuestra contribución individual al calentamiento global y, de este modo, detener sus perniciosos efectos en nuestra salud, y la del planeta.

Fundación Atabal, además de la cooperación internacional, está desarrollando un proyecto dirigido a empresas extremeñas a las que se facilita herramientas de diagnóstico para evaluar la sostenibilidad. El éxito de esta iniciativa nos ha animado a ampliar este proyecto a los municipios y sus diferentes servicios de atención ciudadana, y estamos colaborando ya con Torre de Miguel Sesmero, Valverde de Leganés y el barrio de Cerro Gordo en la ciudad de Badajoz.

Ser+Sostenible es posible

El objetivo de la Guía Ser+Sostenible es posible, de Fundación Atabal, es demostrar que las empresas, que todos y todas podemos ser sostenibles. Otra manera de emprender y otra forma de trabajar es posible. Son necesarias nuevas empresas para que juntas podamos seguir construyendo un nuevo paradigma social y culturas.

¿Qué causa la contaminación del aire?

  • Industria: En muchos países la producción de energía es una fuente importante de contaminación del aire. Las centrales eléctricas que queman carbón son un emisor importante, mientras que los generadores diesel suponen una preocupación creciente en áreas desconectadas de la red eléctrica.
  • Transporte: El sector del transporte mundial representa casi un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía, una proporción que está aumentando. Las emisiones del transporte se han relacionado con casi 400,000 muertes prematuras.
  • Agricultura: Hay dos fuentes principales de contaminación del aire proveniente de la agricultura: el ganado, que produce metano y amoníaco, y la quema de residuos agrícolas. Alrededor del 24% de todos los gases de efecto invernadero emitidos en todo el mundo provienen de la agricultura, la silvicultura y otros usos del suelo.
  • Residuos: La quema de residuos a cielo abierto y los desechos orgánicos en los vertederos liberan a la atmósfera dioxinas nocivas, furanos, metano y carbono negro. A nivel mundial, se estima que 40% de los residuos se quema al aire libre, un problema que resulta más grave en las regiones que se están urbanizando y en los países en desarrollo.