CEAR proyecta ‘Bienvenidos a España’ en el CooFestival

25N-coopfestival-1024x1024En el marco del Coopfestival habrá una actividad en la que nos unimos al 25N en sus reivindicaciones y mensajes contra la violencia de género, contra la violencia machista, con la proyección de «BIENVENIDOS A ESPAÑA» un documental de CEAR que se podrá ver en la Filmoteca de Cáceres, a partir de las 20:30 horas.
 
«Bienvenidos a España», una mirada diferente al refugio, es una película del director Juan Antonio Moreno (con una amplia experiencia en la creación de películas relacionadas con el refugio, la migración y los derechos humanos), que cuenta la historia de un grupo de refugiados recién llegados a Sevilla.
 
Durante dos años la película sigue su deseo de aprender, su sorpresa ante nuestras costumbres y cómo son recibidos.
 
Bienvenidos_a_Espana-webTorreblanca es el último barrio de Sevilla. Allí, junto a la autovía, estaba situado el antiguo prostíbulo Maravilla, que acaba de cerrar para ser reconvertido en un centro de acogida para refugiados de CEAR en Andalucía. Es navidad y, ante la curiosidad de los vecinos, los recién llegados a España son recibidos por un Rey Mago a quien pueden pedir sus deseos.
 
Con la ilusión y el miedo ante lo inesperado, los nuevos inquilinos tendrán que aprender todo sobre su nuevo país y serán sorprendidos por los españoles tanto como los españoles por ellos. Así arranca Bienvenidos a España, la película que muestra los primeros meses de las personas refugiadas cuando llegan a nuestro país.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Por el fin de las violencias contra las mujeres

50999479901_a0e0acc5c6_o-1033x750Este 25 de noviembre de 2021, La Coordinadora de ONG de Desarrollo exige el fin de las violencias contra las mujeres y contra las niñas y adolescentes. Enmarcadas en la campaña de las Naciones Unidas “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”, se amplia el enfoque a una perspectiva feminista que integra todo tipo de agresiones.
 
Más allá de las violencias más visibles y extremas, como la violencia sexual o los feminicidios, existen otras muchas que normalmente pasan desapercibidas. Esta realidad se produce por la normalización que el sistema en el que vivimos hace de estas violencias: un sistema patriarcal, machista y racista. Es urgente erradicar los pilares que sustentan ese engranaje, los elementos estructurales que justifican las agresiones, discriminaciones, desigualdades y obstáculos que sufren las mujeres, las niñas y otros colectivos invisibilizados o considerados fuera de la norma general. Una tarea en la que los gobiernos tienen una responsabilidad ineludible.
 
La responsabilidad de los gobiernos
Las organizaciones de cooperación y de solidaridad internacional, demandan que el enfoque feminista empape el conjunto de las políticas públicas. Una cuestión que debe garantizarse desde el enfoque de coherencia entre unas políticas y otras; es decir, toda a acción del Gobierno –económica, educativa, migratoria, medioambiental, de salud, dependencia, etc. – debe incluir esa amplia mirada feminista.
 
Múltiples violencias, enormes consecuencias
La violencia estructural que sufren mujeres y niñas se manifiesta en la desigualdad de oportunidades, la discriminación sexual, capacitista, étnica y racial en todos los ámbitos de la vida. Esto incluye las condiciones laborales: informalidad, precarización, desempleo masivo, diferencia salarial. Incluye también la violencia cultural que se ejerce desde las religiones, el arte o el lenguaje; la violencia psicológica, las amenazas. El impacto del cambio climático es más agudo en la vida de las mujeres (ligadas a la tierra y a los cuidados colectivos). También se produce una exclusión en los espacios de toma de decisiones, en las políticas públicas, en la escasa participación se las mujeres en los procesos de negociación y construcción de paz. Se invisibiliza las contribuciones femeninas a los cuidados y al sostenimiento de la vida; las jornadas eternas de trabajo y la falta de tiempo propio. Sin olvidar la violencia sexual, la ciberviolencia, la trata de personas o los embarazos y matrimonios tempranos y forzosos.
 
En Sierra Leona
 
Diversos estudios han demostrado que difícilmente se denuncia la violencia domestica, siendo estos casos, como mucho, resueltos a nivel familiar.
 
Un aspecto positivo en este campo, es que en los últimos años ha aumentado el número de asociaciones de mujeres que se organizan para pedir paz, democracia y buena gobernanza y que como medio para conseguir esto incluyen el fin de toda violencia de género y la igualdad real entre todos los ciudadanos del país. Algunas de ellas también trabajan con niños y hombres en programas de sensibilización como medio para terminar con esta lacra.
 
El trabajo resulta especialmente necesario en las áreas rurales del país donde todavía las mujeres viven situaciones de injusticia, marginación y violencia, debido a la sociedad patriarcal que impera allí.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fundación Atabal en el Coop Festival de Cáceres

programacion-coopfestival-1-1024x1024Fundación Atabal estará el Coop Festival de Cáceres el día 24 con la charla «De los barrios en transición a las ciudades y comunidades sostenibles» en la sede vecinal de San Blás.
 
El certamen, promovido por la Agencia Extremeña de Cooperación y Desarrollo (Aexcid), está organizado por la Coordinadora Extremeña de ONGD (Congdex), entidad que reúne a 59 organizaciones no gubernamentales, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Cáceres.
 
Durante más de una semana, Cáceres acogerá en una veintena de espacios diferentes actividades y acciones cuya temática estará relacionada con la emergencia climática, la defensa global de los derechos humanos, el feminismo y la sostenibilidad de la vida.
 
Como colofón, el sábado 27 por la mañana el Paseo de Cánovas y algunas calles y plazas de la ciudad acogerán una serie de actividades y actuaciones musicales en vivo, y a partir del mediodía, el recinto de Valhondo situado en pleno barrio de San Blas, se llenará de exposiciones, talleres y conciertos para todos el mundo.
 
El lema del festival es que «la cooperación inunde la ciudad de Cáceres» y para ello se ha diseñado una programación de actividades en diferentes barrios de la ciudad que ponen el foco sobre la emergencia climática así como en la defensa global de los derechos humanos, la sostenibilidad de la vida y el feminismo, en línea con los ámbitos estratégicos desde los que se trabaja en la Cooperación Extremeña.
 
 
 
 
 
 
 
 

de

Presentación de diagnósticos de sostenibilidad

IMG-20210914-WA0062-1024x768Tras realizar el diagnóstico de sostenibilidad en Valdebótoa, el siguiente paso es acercar los resultados a la ciudadanía. En este caso, realizamos una actividad con la Asociación de vecinos y vecinas de Valdebótoa, junto con varias vecinas participantes de las actividades sociales y el grupo de bailes regionales del pueblo, para transmitirle las cuestiones clave del informe, recoger su visión sobre el diagnóstico y buscar propuestas de mejora, para posteriormente desarrollar un plan de acción compartido.
 
De entre todos los puntos verdes, las personas participantes en esta sesión destacaron que lo más importante para ellos era la buena calidad del agua, la satisfacción elevada de vivir en Valdebótoa y el número de empresas y negocio y la cooperativa del pueblo..
 
Entre los puntos negros, que son aquellos puntos en donde el pueblo debe mejorar para ser más sostenible, más destacados entre el grupo fueron la falta de transporte público, la falta de espacios para jóvenes y de actividades de promoción de la mujer y el consumo en comercios locales insuficientes.
 
IMG_20211021_194204-1024x768En Gévora también se realizó un visionado del vídeo con los resultados del informe.
 
Tras el visionado y compartir pareceres, pasamos a trabajar sobre los principales puntos verdes de la sostenibilidad ambiental, social y económica. Es decir, las fortalezas con las que cuenta el pueblo para realizar su transición hacia un modelo de comunidad sostenible con mayor facilidad.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

de