Día de la Tierra: arranca la acción global por el clima

En el Día de la Tierra es necesario pararse a reflexionar sobre la situación de emergencia ecológica. Una crisis climática a la que hay que hacer frente situando en el centro las indicaciones de la ciencia y la protección a los colectivos más vulnerables.

Por ello, Fridays for Future, junto a las organizaciones que forman parte de Alianza por el Clima y 2020 Rebelión por el Clima, realizarán durante los próximos días 22 y 24 de abril varias movilizaciones virtuales con el objetivo de trasladar la necesidad de que esta crisis no suponga un intento de prolongar un modelo de producción y consumo que genera la degradación social y ambiental actual, así como alertar de que cualquier salida viable tiene que pasar por la transformación completa del sistema bajo criterios de justicia climática. Esta salida debe basarse en las personas, en sus posibilidades y en sus necesidades, así como en la protección de los recursos naturales. Una idea resumida en una frase: “Salgamos del parón y transformemos la actividad de un modo climática y socialmente justo”.

Apenas queda tiempo para actuar. En palabras del propio Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente: “Retrasar la acción solo retrasa lo inevitable. Postergar las medidas necesarias aumentará el costo de construir defensas costeras, proteger la seguridad alimentaria y adaptar la infraestructura.” El programa añade que “los gobiernos no pueden darse el lujo de esperar. Las personas y las familias no pueden darse el lujo de esperar. Las economías deben tomar el camino de la descarbonización ahora”.

La ciencia es clara. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) manifestaba en 2018 que “para que las trayectorias limiten el calentamiento global a 1,5 °C […] necesitarían transiciones rápidas y de gran alcance en los sistemas energético, terrestre, urbano y de infraestructuras (incluidos el transporte y los edificios), e industrial”. Una transformación que requiere de la puesta en marcha de una serie de medidas urgentes de carácter ambiental y social. Muchas de ellas están recogidas en el manifiesto publicado el pasado 15 de abril que cuenta con el apoyo explícito de más de 220 colectivos.

Fridays for Future–Juventud por el Clima
Alianza por el Clima
2020 Rebelión por el Clima

COVID19 en Sierra Leona (14.04.20)

El lunes 13 de abril de 2020, los casos positivos confirmados de COVID-19 en Sierra Leona permanecen en 10 (los 10 casos se encuentran en el centro de tratamiento designado y se encuentran en condición estable).

El número total acumulado en cuarentena es 1,363. El número actual de personas en cuarentena es de 614.

Las restricciones para limitar el movimiento entre los distritos siguen vigentes, excepto para los transportistas de bienes y servicios esenciales con pase autorizado emitido por el EOC a nivel nacional y DISEC / PROSEC a nivel regional y/o de distrito.

Las horas de trabajo oficiales de 9 a.m. a 4 p.m. para los trabajadores del sector público siguen vigentes con la excepción de los trabajadores del sector privado, pero DEBEN adherirse a las medidas preventivas COVID-19, incluidas las horas de toque de queda (9 p.m. a 6 a.m.).

El gobierno está satisfecho con el nivel de cooperación de los ciudadanos en el cumplimiento de las medidas para evitar la propagación de COVID-19.

Fuente: Información distribuida por APO Group en nombre del Ministerio de Información y Comunicación de Sierra Leona.

Día Mundial del Agua 2020

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, una jornada creada para concienciar sobre el papel que juega este elemento en la defensa de la seguridad humana y en el mantenimiento de los ecosistemas del planeta.

El tema que se ha elegido este año para conmemorar esta jornada ha sido “agua y cambio climático”, dos conceptos estrechamente relacionados.

No todas las personas tienen las mismas oportunidades para acceder a una fuente de agua:

Más de 2.000 millones de personas viven en países que sufren una fuerte escasez de agua, y aproximadamente 4.000 millones de personas padecen una grave escasez de agua durante al menos un mes al año.

Alrededor de 2.200 millones de personas en todo el mundo no cuentan con servicios de agua potable gestionados de manera segura, 4.200 millones de personas no cuentan con servicios de saneamiento gestionados de manera segura y 3.000 millones carecen de instalaciones básicas para el lavado de manos.

En África subsahariana, el 63 % de las personas en áreas urbanas, o 258 millones de personas, no tienen acceso al lavado de manos. Alrededor del 47 % de los sudafricanos que viven en las ciudades, por ejemplo, o 18 millones de personas, carecen de instalaciones básicas de lavado de manos en el hogar, y los habitantes urbanos más ricos tienen casi 12 veces más probabilidades de tener acceso a estas instalaciones.

Fuente: elagoradiario / Foto: Fundación Atabal

Índice de Coherencia de Políticas para el Desarrollo Sostenible (ICPDS)

La Coordinadora Estatal de ONGS  presenta el Índice de Coherencia de Políticas para el Desarrollo Sostenible (ICPDS), primer informe internacional que mide el compromiso de los países con la sostenibilidad y los derechos humanos. El informe analiza 19 políticas públicas de 148 países. 

El ICPDS refleja, con datos fiables y cálculos transparentes, los efectos y contradicciones de las políticas públicas en el bienestar de las personas y el desarrollo sostenible.

113 países de los 148 analizados presentan un nivel de coherencia media baja, bajo o muy baja, y solo 9 países alcanzan un resultado alto -Dinamarca, Islandia, Suecia, Noruega, Portugal, Nueva Zelanda, Australia, Finlandia y España-, pero no consiguen llegar a los 80 puntos sobre 100. Aunque son los que ofrecen unos niveles de bienestar y derechos adecuados a una parte importante de su población, tienen grandes impactos medioambientales que recaen sobre otros países y personas, más allá de sus fronteras. La puntuación promedio de este grupo en el componente ambiental solo es de 41 puntos sobre 100.

“El patrón de desarrollo de estos países es insostenible y no es extensible al conjunto del planeta. No existe ningún país que sirva de modelo para el mundo y al que corresponda imitar. No es simplemente que no todos los países puedan ser como Dinamarca, es que ningún país debería ser como Dinamarca”, ha afirmado Luisa Gil Payno, coordinadora del estudio.

El estudio ha sido realizado por un equipo de investigación español, y está impulsado por la Coordinadora de ONGD y la Red Española de Estudios del Desarrollo (REEDES).

Toda la información puede ser consultada en la web del Informe -en la que puedes consultar los datos específicos de cada país o hacer comparativas entre unos y otros. En este enlace el informe 2019 completo.

Fuente: Coordinadora ONGD España