Nuevo curso académico en la Escuela de Enfermería de Mabesseneh

massebeth_escola_enfermeria_1El Campus Docent Sant Joan de Déu asesora esta escuela, con la que está hermanada, dentro de los programas de State Registered Nurse (SRN) y State Enrolled Community Health Nurses (SECHN).

Este año, 110 nuevos estudiantes se han incorporado a la Escuela de Enfermería de Mabessenh para conseguir la titulación de “Diploma en Enfermería”. Este curso el equipo de profesores se ha planteado nuevas estrategias docentes para mejorar la adquisición de nuevos conocimientos a través de visitas a las comunidades locales, talleres de formación extraescolar, adecuación de la sala de habilidades clínicas, etc. Y de este modo continuar con la supervisión de los estudios para que obtengan su acreditación.

La St. John of God Catholic School of Nursing (Mabesseneh) está hermanada desde el año 2007 con el Campus Docent Sant Joan de Déu, contribuyendo a aportar conocimientos y recursos para mejorar la formación de los profesionales, la asistencia, las infraestructuras y los recursos necesarios para el buen funcionamiento de la Escuela.

La noticia completa, aquí.

Fuente: Campus Docent Sant Joan de Déu.

Anuncios

Una familia voluntaria

viajes-2541122w640Ser voluntario no siempre implica una experiencia solitaria. María Basavilbaso decidió viajar a África acompañada por su familia. “Nos convertimos en ciudadanos del mundo, de esos que siempre me habían parecido medio raros. Pero ahora que lo veo desde adentro, siento que es algo muy natural”. Junto a su esposo, Matías, y Cipriano, su hijo de apenas un año y medio, se embarcaron en una aventura hacia Sierra Leona que marcaría un antes y un después en sus vidas.

A María siempre le gustó conocer lugares recónditos y ayudar. En 2016, su marido le hizo una propuesta: “Si llego a entrar al magíster para el que estoy aplicando, los meses anteriores podemos hacer lo que vos quieras”. Así fue como se contactaron con West Africa Rice Company (WARC), una organización social creada por argentinos que se dedica a enseñar buenas prácticas a agricultores de Sierra Leona para potenciar sus cosechas. “Para mí, esto fue una experiencia de vida, nos fuimos casi seis meses allá. Fue vivir un sueño”, agrega María.

Durante ese tiempo, trabajó en un proyecto llamado The Little Orange House (La casita naranja). Este espacio funciona como un centro para el desarrollo de la primera infancia donde se procura nutrición, estímulo y cariño a niños de 3 y 4 años. “Me tocó hacer de todo: desde ayudar en la recaudación de fondos y manejar el presupuesto hasta prever la planificación académica y entrenar a los trabajadores en sus roles y preparar el menú de cada día”.

María tiene mil y una anécdotas. Como aquella primera vez que Cipriano pisó la aldea de Tormabum, a siete horas en auto desde Freetown, capital de Sierra Leona y la ciudad donde estaban instalados. “Chipi tenía un año y cuatro meses. Cada vez que se largaba a caminar por la aldea, varios niños se le sumaban por detrás. Si Chipi apuntaba con el dedo a una cabra y decía: “Meee”, ellos agarraban la cabra y se la alcanzaban para que pudiera tocarla. Si apuntaba a los cocos de una palmera, alguno se subía para bajarle uno. Si tropezaba y caía al suelo, lo ayudaban a levantarse y le limpiaban las rodillas. Algunos adultos se reían y le decían el Rey de Torma”, cuenta María.

Cada viaje a la aldea era una aventura. De un recorrido de siete horas, tres eran por camino de tierra. En medio de la selva, las pequeñas aldeas se intercalan con paisajes frondosos y abundantes. “Cada vez que pasábamos por una aldea, todos los niños salían corriendo a ver al pumuy (blanco) y gritaban a coro pu-muy, pu-muy, pu-muy, como en un juego. Ellos se divertían y nosotros nos reíamos”.

Al igual que Paco y la mayoría de las personas que viajan como voluntarios, María decidió recorrer diferentes ciudades más allá de Tormabum y Freetown. “¡Es un país alucinante! Sobre la costa oeste de África, las playas son lindísimas. También conocimos el Parque Nacional Outamba-Kimili al Norte del país, un viaje largo pero muy interesante”. Para llegar a ese lugar, los autos deben no sólo atravesar un camino de tierra muy áspero sino también el río Little Scarcies en ferry.

Fuente: lanacion.com.ar

Campaña de Solidaridad con Sierra Leona

Cartel cuenta reducido

Desde la Fundación Atabal, y junto a nuestras contrapartes en Sierra Leona, hemos iniciado una campaña solidaria para paliar los efectos que las riadas en Freetown, en las que han muerto más de 300 personas, desaparecido más de 600 y muchas han quedado heridas o sin casa.

Lo recaudado se destinará a ayuda de primera necesidad (alimentos, agua, ropa, medicinas…) de las personas damnificadas.

¡¡Haz tu donación!!

Nº de cuentas:
Ibercaja ES98 2085 4500 770333821025
LA CAIXA ES41 2100 2425 150200100404

Muchísimas gracias.