Misioneros Javerianos

javerianosLos Misioneros Javerianos llegaron a Sierra Leona en 1955, instalándose en las provincias del norte. Desde el principio canalizaron su actividad a las escuelas, respondiendo a su motivación por contribuir socialmente a la educación de este país. Entre sus labores destaca la construcción y apertura de centros educativos en las zonas más empobrecidas, además de sus trabajos de asistencia sanitaria y de las campañas de erradicación de la lepra.

Los Misioneros Javerianos fueron una de las primeras contrapartes con las que contó  la Fundación Atabal en Sierra Leona. Con ellos se han desarrollado proyectos de intervención socioeducativa con niños exsoldados, se han construido escuelas, facilitado becas para estudiantes y profesores, se han desarrollado proyectos de agricultura y de reinserción laboral con mujeres, entre otras acciones.

Anuncios