“Mi diócesis es atacada continuamente y nadie habla de ello”

El obispo de Bangassou, en el sureste de la República Centro-Africana, Juan José Aguirre ha denunciado que desde comienzos de año su diócesis está siendo atacada por el Ejército de Resistencia del Señor (LRA), de origen urgandés.

Monseñor Aguirre ha señalado que “desde hace más de un mes nos atacan por todos lados. El LRA ha atacado más de seis pueblos de la zona. Aquí en Bangassou hemos recibido a muchas personas desplazadas que han huido de la zona de Niakari (15 km de Bangassou, ed.), donde la diócesis tiene un lugar de peregrinación. En Niakari, la semana pasada, el LRA secuestró y golpeó a los residentes”.

El obispo de Bangassou ha explicado “lo que más me duele es que no se habla de lo que ocurre en Bangassou, sino que se dan noticias como la detención de uno de los líderes del LRA, Okot Odek, que fue apresado lejos de Bangassou, en el norte de país”. Y ha añadido que “Odek es un chico que había sido secuestrado por el LRA y luego se convirtió en un líder criminal de este grupo. Pero permanecen libres otros líderes del LRA que continúan atormentando a la población”.

En este sentido, también se ha referido a otro ataque acontecido cerca de su diócesis. “Hace tres días fui a Bakouma, donde el 21 de enero, la misión local había sido saqueada, y me traje a las dos religiosas y el seminarista que trabajaban allí. El grupo del LRA que saqueó la misión de Bakouma es muy probable que contase con la complicidad de un grupo Seleka, la antigua rebelión Centro-africana. Durante más de dos horas, las religiosas y el seminarista estuvieron a merced de unos quince hombres armados”, ha relatado.

Fuente: pazybien.es

 

Anuncios